Como cuidar el pelo en el embarazo

En el embarazo el cuerpo de la mujer se somete a muchísimos cambios y el cabello también sufre variaciones. Puede que notes tu cabello más denso, con volumen, en definitiva más sano y mejor. Lo que sucede es que durante la gestación el cabello entra en una fase de letargo que podrá durar todo el embarazo o incluso alargarse hasta el cese de la lactancia. En ese momento el cabello caerá de forma natural (al cepillarte, lavarte ...) y será reemplazado por pelo nuevo. No te alarmes si es una caída abundante, al principio es totalmente normal.

Al terminar la lactancia puedes ayudar a tu cabello y tus uñas tomando vitaminas específicas que les ayudarán a regenerarse.
Aquí tenéis algunas de las preguntas que más nos hacen en el salón sobre este tema, y nuestra opinión:

¿Puedo teñirme en el embarazo?

Si. No existe ningún problema al teñirte en el embarazo (excepto si ya eras alérgica anteriormente), los tintes NO penetran en el cuero cabelludo. Quizá te pueda resultar molesto el olor del tinte, pero eso depende de cada persona. No dudes en consultar con tu estilista sobre la coloración sin amoniaco.

Noto mi cabello grasiento cuando antes no lo era ¿Qué hago?

Si notas que tu cuero cabelludo empieza a segregar más grasa y que tu cabello se ensucia más rápido utiliza champús para cuero cabelludo sensible o neutros ¡Nunca uses champús anti-grasa! pues crearás el efecto rebote.

¿Y las uñas?

Algunas mujeres notan las uñas duras, mientras que otras las tienen suaves y quebradizas. Es muy importante cuidar tu alimentación, aplicarte unas gotitas de aceite de oliva una vez al día.
Si tienes cualquier duda pásate por el salón o consúltanos en las redes sociales, estaremos encantadas de ayudarte.