El cuidado de las manos
Aprende a tratar tus manos

Las manos tienen la particularidad de combinar dos tipos de pieles, la parte superior que tiene una piel fina y frágil, y las palmas que tienen una piel más gruesa.
La piel de las manos es naturalmente seca, debido a que contiene pocas glándulas sebáceas.

Es fácil que tus manos luzcan radiantes, sólo debes seguir unos sencillos pasos:

Cuidados de la piel


La hidratación de la piel es muy importante tanto en manos como en pies. A la hora de hidratar debemos tener en cuenta que se existen dos formas de realizarla correctamente:
  • La primera, interiormente, ingiriendo dos litros de agua diarios.
  • La segunda gracias a mascarillas, cremas, lociones...

Con asiduidad deberíamos realizarnos una exfoliación para quitarnos las células muertas. Con esto conseguiremos que la piel se vea joven y fresca, también retrasaremos la aparición de manchas e imperfecciones.

   ¡Ahora que llega el verano, no olvides aplicarte crema con protección solar!.

Cuidados de las uñas


Tanto la cutícula como la uña debe estar hidratada.
Evita cortarla ya que esta es una protección natural de la uña, sólo retírala con un palito de naranjo.
No utilices limas metálicas ya que estropean mucho el borde de la uña y hacen que estas se habrán en capas.
Si sueles maquillar tus uñas, haz periodos de descanso para que estas puedan "respirar" y no se amarilleen.

Truco Green: El aceite de oliva o la vaselina hidrata muchísimo las uñas. Las notarás más duras tras pocas aplicaciones.